publicado por Ana Ramos

Empaques amigables con el ambiente

EMPAQUE1

Se ha demostrado que el 70% de las decisiones sobre la compra de un producto se toman en el punto de venta, lo cual convierte el empaque en un elemento fundamental en la decisión del comprador.

 Mostrar el producto de manera novedosa, distinguirlo de los demás, protegerlo y aportar información al consumidor ya no es suficiente. A medida que avanza el tiempo hemos tomado más consciencia sobre el impacto que tienen nuestras acciones sobre el planeta, lo cual está marcando una diferencia significativa en los productos y es que no vale tener un producto amigable con el ambiente si su empaque no lo es. Entonces ¿qué podemos hacer para que nuestros empaques sean amigables con el ambiente?

No empacarlo puede ser una opción, tal vez  su producto no necesite empacarse individualmente, reduciendo la cantidad de empaques gasta menos dinero y reduce el impacto al medio ambiente.

Por lo general se usan tres tipos de embalajes, Primario (el que ve el cliente) Secundario (las cajas que se usan para contener el producto en su distribución o en el punto de venta) Terciarios embalaje utilizado para el transporte en general. Entonces nos podríamos preguntar por qué no usar empaques reutilizables o reciclables o tal vez mirar la opción de prescindir de alguno de estos empaques.

Rectifica que tu empaque tenga el tamaño adecuado para la cantidad de producto que estás vendiendo, al reducir el embalaje extra te aseguras que no estas usando más del necesario.

Usa materiales reciclables, reemplaza plástico con cartón o papel siempre que sea posible. Esta es una fuente más renovable y no tiene efectos tan perjudiciales para el medio ambiente. También es posible utilizar elementos orgánicos para ciertas soluciones de embalaje, por ejemplo los textiles fabricados con materiales orgánicos y de fuentes responsables pueden ser una buena alternativa para las bolsas plásticas.

Invertir en envases biodegradables, no tienes que cambiar todo para marcar la diferencia. De hecho, con sólo invertir en envases biodegradables puedes ayudar a reducir drásticamente la huella de carbono de tu empresa. A diferencia de las soluciones de embalaje tradicionales, los envases biodegradables pueden descomponerse en CO2 y H2O en sólo 45 días en lugar de pasar décadas lentamente en descomposición.

Los empaques deben experimentar con materiales nuevos para este mundo cada vez mas competitivo y por qué no implementar practicas sostenibles que sean amigables con el medio ambiente.

Compartelo!

Logo Facebook Logo Twitter LinkedIn

También te puede interesar

Que es Responsive Web Design? SEO (Search Engine Optimization) ó Posicionamiento Web Gestores de Contenido (CMS), Todo lo que debes saber